jueves, 31 de diciembre de 2009

Feliz 2010


Desde lágrima saharaui queremos haceros llegar el agradecimiento de los ancianos, sabios, poetas, activistas y ciudadanos saharauis por acompañarnos en estos largos años de lucha y resistencia pacífica.

"Deja que la libertad reine. El sol nunca se pone sobre tan glorioso logro humano". Nelson Mandela.

Feliz año 2010 y que la justicia y la paz en el Sahara y en el mundo sean el logro de los venideros años.

Tres activistas de DDHH del Grupo de los 7 comparecen ante el juez del tribunal militar


Tres activistas saharauis de Derechos humanos del Grupo de los 7, presos en la cárcel de Salé, al norte de Rabat, desde el 8 de octubre de 2009, fueron presentados ante del juez de investigación del tribunal militar en Rabat hoy miércoles 30 de diciembre.

Los activistas presos presentados ante el tribunal son Brahim Dahan, presidente de la ASVDH; Ali Salem Tamek, vicepresidente de CODESA y Saleh Lbaihi, Presidente del Foro Saharaui para la Protección de la Infancia.

Otros tres presos del grupo comparecerán ante el mismo juez mañana jueves. Son la Sra. Degja Lachgar, miembro de la oficina ejecutiva del ASVDH; Hamadi Nasiri, miembro del consejo de coordinación de la ASVDH y Yahdih Tarouzi, defensor de derechos humanos

El séptimo miembro del grupo detenido Rachid Sghayer, había sido presentado ante el juez de investigación el pasado lunes.

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Aminetu Haidar dice que está bajo arresto domiciliario de Marruecos


La activista saharaui Aminetu Haidar asegura que la policía marroquí ha rodeado su casa y la mantiene bajo arresto domiciliario desde que regresó a El Aaiún tras la huelga de hambre que mantuvo en Lanzarote.

Haidar ha prometido redoblar su lucha en defensa de los derechos humanos en el antiguo territorio español pese a lo que califica de represión marroquí.

Las autoridades marroquíes aseguraron que Rabat está comprometido con los derechos humanos en el Sáhara Occidental y en el resto de zonas del país. No quisieron realizar más comentarios sobre el caso de Haidar.

El Sáhara Occidental, una zona que tiene lucrativas reservas de fosfatos y potencialmente petróleo en sus costas, es escenario de la disputa territorial más antigua de África.

La semana pasada, Haidar, de 43 años y madre de dos hijos, puso fin a una huelga de hambre de más de un mes en el aeropuerto de Lanzarote en protesta por la negativa de Rabat a dejarla volver al Sáhara Occidental si no declaraba su lealtad al rey Mohamed VI.

Finalmente, Marruecos la dejó volver después de que intervinieran Estados Unidos y Francia.

La huelga de Haidar devolvió la atención internacional a la disputa del Sáhara Occidental de una forma vista pocas veces en los 35 años transcurridos desde que Marruecos se anexionó el territorio tras la retirada de España.

"El asedio continúa. Estoy bajo arresto domiciliario. Mis familiares y vecinos tienen problemas para visitarme. Las tiendas de mi barrio están sufriendo el bloqueo", dijo Haidar a Reuters por teléfono desde Rabat el miércoles por la noche.

Reporteros de Reuters viajaron a El Aaiún, principal ciudad del Sáhara Occidental, para entrevistarla en su casa, pero las fuerzas de seguridad bloquearon el acceso. También se ha impedido a otros periodistas reunirse con ella.

"PALO Y ZANAHORIA"

"Tengo el coraje de mi convicción de seguir adelante con la defensa de la causa de la autodeterminación del pueblo saharaui. Nunca vacilaré pese a las amenazas de cárcel, secuestro, tortura y exilio", añadió.

Haidar acusó a Marruecos de llevar a cabo una política del "palo y la zanahoria" hacia el Frente Polisario en Argelia y los saharauis en el territorio.

"Marruecos reprime a la población saharaui mientras negocia con el Frente Polisario", añadió.

Marruecos dijo que está dispuesto a reanudar las negociaciones con el Polisario sobre un acuerdo sobre el futuro del territorio, al que le ofrece una autonomía a la española.

El Polisario, que aspira a crear un estado independiente en el territorio, también quiere que las conversaciones se reanuden, pero insiste en que Rabat ponga fin a lo que califica de abusos generalizados de los derechos humanos en el Sáhara Occidental.

Haidar se ha convertido en "símbolo de una nación" para los saharauis tanto en el Sáhara Occidental como en los campos de refugiados en Tinduf, en el suroeste de Argelia.

"Es nuestra Mandela, nuestra Gandhi", dijo a Reuters Gani Minatu, de 37 años, mientras hacía un té dulce en su jaima en un campo de refugiados.

Muchos saharauis ven su huelga de hambre como un soplo de aire fresco a su causa.

"Antes de Aminetu, la causa estaba estancada. No había esperanza para una solución. Pero la acción de Aminetu devolvió la cuestión del Sáhara Occidental a lo alto de la agenda internacional", dijo a Reuters el periodista saharaui de Tinduf El Bachir El Dhif.

Aminatu, La Libertad_Ebnu




Resulta verdaderamente increíble que hasta hoy (y no parece que ello cambie) haya personas a las que solamente se les permite ver la luz de un nuevo día, a través de las estrechas rejas de una ventana. Y mucho más increíble es que los haya que se les niega terminantemente abrir los ojos, aunque sea para ver la nada.

Es en la noche cuando las almas solitarias acusan su soledad, sienten el abandono, y sufren en silencio las inclemencias de este injusto mundo. Es durante las oscuras noches cuando los corazones lloran las amargas lágrimas de la impotencia.

Noche tras noche, mientras la vida duerme, en nuestro lado del mundo miles de corazones continúan su latir triste y cansado esperando la luz del amanecer.
Los saharauis, desgraciadamente, conocen bastante bien la oscuridad de las celdas de cloacas, infestadas de maldad y de injusticia, además de insectos y roedores.

Actualmente hay cientos de saharauis totalmente desaparecidos, de los que no hay noticia, de los que no se sabe nada más que eso, que no aparecen. ¿Dónde están?

No hay respuestas. Ojala, algún día podamos saber lo que les ha pasado o lo que les está pasando. Ojala ellos mismos nos puedan decir, algún día, donde han estado durante estos malditos años. Estamos esperándoles y les seguiremos esperando hasta saber la verdad de lo que les ha ocurrido.

Miles de saharauis han sufrido las consecuencias de la represión marroquí en el Sahara ocupado, miles de saharauis, en estos momentos, están sufriendo las inclemencias de la represión continuada durante más de treinta y cinco años del régimen marroquí.

Lo sabe todo el mundo, pero a los gobiernos de Occidente, los campeones de la democracia en el mundo, los que se prodigan como el paradigma de los derechos humanos, se hacen la vista gorda o miran a otra parte, porque por muy democráticos y por muy respetuosos que sean con los derechos humanos, no antepondrán a sus intereses comerciales, estratégicos, o los que sean al derecho la justicia de una población que está lejos de sus fronteras, lejos de sus casas, lejos de sus mesas.

Hace más de dos meses que siete activistas saharauis sufren nuevamente la cárcel del enemigo y pueden ser condenados a muerte por un tribunal militar marroquí, por el simple hecho de viajar a los campamentos de refugiados saharauis. Occidente y sus siervos mantienen su silencio cómplice

Tuvo que ser una valiente y decidida mujer la que de manera pacífica, sin ofender a nadie y de forma sutil, obligada por la injusticia, optara por dejarse morir poco a poco para que su tenue y melosa voz les despertase y les enfrentase a la realidad, la misma de hace tantos años, la que conocen pero prefieren ignorar por el bien de su democracia, por el bien de sus derechos humanos.

Aminatu Haidar, La Libertad, no quiere morir, su voluntad ha sido siempre vivir pero con dignidad. Tanto es su amor a la vida y a la libertad que más de cuatro años de cárceles, torturas y vejaciones, más de cuatro años de intimidaciones y agresiones, no han podido acabar con sus aspiraciones a un futuro mejor para ella y para su pueblo. Más de cuatro años con los ojos vendados intentando borrar su mirada, más de cuatro años de muertes y desapariciones, no han conseguido doblegar su indestructible fe en la vida, no han podido con su sonrisa de paz y primavera.

Aminatu, La Libertad, ama tanto la vida, que es capaz de morir por ella.

martes, 29 de diciembre de 2009

Ahmed Mahmoud Haddi El Kainan, que estaba en paradero desconocido, se encuentra detenido en una prisión marroquí



El hermano de Ahmed Mahmoud Hadi, declaró a la ASVDH que finalmente había podido ponerse en contacto con él personalmente en la prisión de Aoukacha el día 17 de diciembre de 2009, durante 20 minutos. Añadió que su hermano había comenzado una huelga de hambre, tras diez días de detención en el momento en que se encontraba en Timara a Rabat.

Ahmed Mahmoud está siendo sometido a tortura psíquica y física; y hasta el momento de redactar esta información el DST le visita en la prisión para interrogarle.

El hermano del activista ha declarado que Ahmed Mahmoud ha perdido casi 30 kg de peso y desde su traslado a Oukacha jamás pudo ponerse en contacto con su familia. Se encuentran en una celda individual de 1,5 X 1,5 m, en condiciones inhumanas, y le confirmó que no había firmado el informe de la policía porque contiene una declaración que no es suya. Su interrogatorio está basado en preguntar sobre sus relaciones con el Frente Polisario y las informaciones que encontraron en su ordenador, como un documento saharaui expedido para él por el gobierno saharaui en los campamentos de refugiados.

Informe. El Aaiun, Sáhara Occidental 17/12/2009


Hay que recordar que la anterior detención de Ahmed Mahmoud El Kainan, se produjo en junio de 2006, en un puesto de control de la policía marroquí situado a la entrada de la ciudad de El Aaiún, en el Sáhara Occidental. Fue detenido junto con los activistas saharauis de derechos humanos Brahim Sabbar y Ahmed Sbai cuando regresaban en automóvil desde la cercana localidad de Bojador, en donde habían estado supervisando la creación de una oficina de su Asociación, la ASVDH (Asociación Saharaui de las Víctimas de Graves Violaciones de los Derechos Humanos cometidas por el Estado marroquí). Fue puesto en libertad el miércoles 17 de junio de 2009 una vez cumplida su condena, tras pasar tres años encarcelado en la Cárcel Negra de El Aaiun, Sáhara Occidental. Había sido condenado arbitraria e injustamente debido a sus actividades como activista de derechos humanos y sus opiniones políticas, a favor del derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui

Gracias, Aminatu Haidar


España arrastra una culpa histórica desde 1975 como potencia administradora, siendo responsable de la situación del Sahara Occidental, el último país sin descolonizar de África y el único sin ejercer su derecho de autodeterminación a pesar de la multitud de Resoluciones de Naciones Unidas que se lo reconocen. Desde la famosa Marcha Verde de Hassan II y la firma de los Acuerdos Tripartitos de Madrid por los que España abandonaba a su suerte a los saharauis, éste conflicto no había estado tan de actualidad como ahora con Aminatu Haidar.

Y si la agonía de Franco pudiere explicar la imperdonable actuación de nuestro gobierno entonces, nada justifica hoy que posibilitemos o contribuyamos a perpetuar una situación vergonzosa de violación sistemática de los derechos humanos, tanto los individuales y personales como los colectivos del pueblo saharaui, condenado a padecer la opresión marroquí en los territorios ocupados, a deambular por los inhóspitos territorios liberados o a padecer unas condiciones inhumanas en los campamentos de refugiados en Tinduf (Argelia). ¡Qué importante es para la causa saharaui la valentía y firme voluntad de hacerse respetar de Aminatu Haidar! Con su huelga de hambre --poniendo en riesgo su vida-- ha conseguido llevar esta causa a las portadas de todos los medios de comunicación y a las conciencias de toda la ciudadanía. Una mujer ha conseguido darle más visibilidad al problema del Sahara Occidental que muchas décadas de trabajo callado y abnegado de miles de solidarios con esta causa.

Por todo ello, gracias, Haidar. Quienes la visitaron en Lanzarote (entre ellos una delegación aragonesa de CHA, IU y la asociación Um Draiga) atestiguan la entereza, claridad mental e inquebrantable voluntad de esta mujer. Nacida en 1967 en El Aaiún, desde principios de los ochenta se unió a la resistencia pacífica contra la ocupación marroquí, y en 1987 decidió --junto a otros activistas-- organizar una manifestación pacífica con motivo de la llegada de la comisión técnica de la ONU, para denunciar la grave situación de los derechos humanos en las zonas ocupadas. 600 saharauis fueron detenidos, de los que 70 --entre ellos Haidar-- pasaron a formar parte de las listas de desaparecidos. Detenida y recluida sin cargos en centros secretos durante 4 años, sufriendo torturas y abusos, fue puesta en libertad en 1991. Fue nuevamente detenida en 2005 por la participación en actividades de protesta, llevando a cabo una huelga de hambre. Tras 7 meses de prisión firme fue liberada.

En 2006 recibió el premio Juan María Bandrés de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado y visitó el Parlamento Europeo solicitando a los grupos la intervención ante las autoridades marroquíes para exigir los derechos humanos en su país. En 2007 recibió el premio Silver Rose Award (alianza internacional de ONGs) y en 2008 el Robert F. Kennedy (fundación Demócrata que llegó a denominarla la Gandhi saharaui). Fue nominada por el Parlamento Europeo para el premio de derechos humanos Andrei Sakharov y candidata al Nobel de la Paz. Tras la detención de siete activistas saharauis en septiembre pasado, y tras el indigno discurso de Mohamed VI, en noviembre fue expulsada desde el aeropuerto de El Aaiún --sin pasaporte-- por las autoridades marroquíes, y recibida indebidamente por España en el de Lanzarote. Y a partir de eso sucedió todo lo que ya todos conocemos. Y es que no era una madre concienciada cualquiera que pasaba por allí, era Haidar. Confiemos en que su acción suponga un antes y un después. Que no caiga en el olvido y que la opinión pública y la ciudadanía sepamos estar a la altura de lo que exigen los tiempos. Ninguna razón de Estado puede servir para aceptar la violación sistemática de los derechos humanos ni personales ni colectivos.

*Diputado de CHA en las Cortes de Aragón y miembro de la Permanente de los Intergrupos Parlamentarios Paz y Libertad para el Pueblo Saharaui

lunes, 28 de diciembre de 2009

Aminetu Haidar. Mensaje de agradecimiento y reconocimiento


Finalmente, acabó la batalla como esperábamos y atracó la nave de la solidaridad en territorio de la patria saharaui. Durante esta singladura, Aminetu no fue más que una persona solicitante de auxilio, alguien a quien manos traicioneras que ejecutaban órdenes injustas arrojaron al seno de lo desconocido, a un mar agitado de ingratitud, insidia y conspiración o, sencillamente, adonde los sentimientos humanos son rebajados al vivero de los peores instintos animales. Una mujer como yo, agotada por la tortura de las mazmorras secretas, por el sadismo de los verdugos y la insolencia de personas desagradecidas, no ha tenido otra vía para enfrentarse a la venganza ciega que no sea la de empujar con sus fuerzas reunidas, o más bien con lo que queda de ellas, para decir no; no a la continuidad de la represión de los inocentes, no a la confabulación contra los defensores de derechos humanos saharauis y su enjuiciamiento por un tribunal militar; no a que se les endose la acusación de “inteligencia con el enemigo”, no a que sean arrojados entre las paredes de una cárcel y que sufran un letal aislamiento del resto del mundo; no al abandono de presos políticos saharauis que mueren en silencio en las cárceles marroquíes a causa de graves enfermedades crónicas ¡No y basta ya! Son más de treinta años de una tragedia que convirtió los sueños de mi pueblo en pesadillas, pesadillas entre la diáspora y el paradero desconocido de cientos de desaparecidos.

domingo, 27 de diciembre de 2009

Las madres de los 15 jóvenes saharauis desaparecidos inician una huelga de hambre de 24 horas


Comunicado de las madres de los quince jovenes saharauis desaparecidos

Después de cuatro años de la desaparición de los quince jóvenes saharauis por las autoridades marquéis y el esfuerzo desplegado para saber de su paradero y aclarar las condiciones de su secuestro, sus familias han decidido comenzar una huelga de hambre de 24 horas a partir del día 24 de diciembre 2009 en la sede de la Confederación Democrática de El Aaiun.

A este fin las familias de los quince jóvenes saharauis secuestrados apelan a los defensores de los derechos humanos y la sociedad civil su apoyo en esta lucha por aclarar el paradero de sus hijos.


Comité Madres de los quince secuestrados saharauis

AFAPREDESA condena la situación de salud de Degja Lachgar, activista saharaui presa en una cárcel marroquí


AFAPREDESA expresa su condena por la deplorable situación de salud de la activista saharaui de derechos humanos, DEGJA LACHGAR encarcelada en Salé Marruecos.

En momentos en que la ONU insta a redoblar esfuerzos para promover la confianza entre las partes en conflicto y para superar el actual estancamiento en la cuestión del Sahara Occidental, con el fin de encontrar una solución pacífica y justa de conformidad con las leyes internacionales que garanticen al pueblo saharaui el derecho a la libre autodeterminación, y en particular la actual situación de los derechos humanos en las zonas ocupadas del Sahara Occidental; a raíz del escándalo que ha afectado a la activista saharaui de derechos humanos y Presidenta de la Asociación de Defensores Saharauis de Derechos Humanos Aminatu Haidar, ante la deportación forzosa de su tierra por el gobierno de Marruecos y en complicidad con el gobierno de España, el pasado 14 de noviembre de 2009, en virtud de la escalada brutal anunciada por el rey de Marruecos Mohamed VI en su reciente discurso el día 6 de noviembre de 2009, quien dio órdenes directas para emprender una campaña de detenciones, hostigamiento, represión y persecución sistemática contra la población saharaui en general y en especial activistas de derechos humanos.

Frente a las reivindicaciones pacíficas de la población saharaui para exigir su derecho inalienable a la libre autodeterminación y la independencia, las autoridades marroquíes han intensificado la vigilancia sobre las casas de los activistas saharauis y les impide hacer visitas a las ciudades del Sahara Occidental y el Sur de Marruecos. También se ha intensificado la vigilancia de los movimientos de activistas y la presión sobre ellos para impedir que realicen sus actividades en las cuales exponen las graves y sistemáticas violaciones de derechos humanos que las autoridades marroquíes cometen contra la población civil saharaui en las Zonas Ocupadas, el Sur de Marruecos y en las universidades marroquíes. Tal es el caso de los siete activistas saharauis de derechos humanos que se encuentran, desde el pasado 8 de octubre de 2009 en las cárceles marroquíes, sólo por haber visitado de forma legal las Zonas Liberadas de la RASD y los campamentos de refugiados saharauis para reencontrarse con sus familias, de las que se separaron desde hace 34 años a causa de la invasión marroquí al territorio saharaui, y hoy estos activistas, después de haber sido juzgados por un tribunal militar se encuentran en la cárcel marroquí de Salé sometidos a todo tipo de torturas físicas y psicológicas

AFAPREDESA expresa su profunda preocupación por el deterioro del estado de los siete activistas saharauis y en especial el complicado estado de salud de la activista saharaui de derechos humanos y ex-presa política Degja Lachgar, ya que en su celda empieza a sufrir graves enfermedades y dolencias que amenazan su vida, como consecuencia de los malos tratos y la intransigencia de las autoridades administrativas de la prisión; que les priva de los mínimos derechos en especial el derecho al descanso, visitas familiares, correspondencia, comunicación telefónica, reuniones directas con sus familiares, lectura de prensa y libros, así como la negación del tratamiento y la medicación.

Ante esta grave situación, AFAPREDESA responsabiliza enteramente al gobierno de Marruecos de la vida y la seguridad de Degja Lachgar y


DEMANDA:

La opinión Pública Internacional y a las Organizaciones Internacionales de Derechos Humanos, a ejercer presión sobre Marruecos para poner en libertad a Degja Lachgar y sus seis compañeros, así como la liberación de todos los presos políticos saharauis en diferentes cárceles marroquíes y la revelación del paradero de más de 500 saharauis desparecidos

A las Naciones Unidas, la Comunidad Internacional en general y la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental (MINURSO), presionar al régimen colonial marroquí para poner fin a todas las formas de opresión cometidas al pueblo saharaui, adherirse a la legitimidad internacional y la aplicación de sus resoluciones encaminadas a la celebración de un referéndum justo y transparente que permita al pueblo del Sahara Occidental autodeterminar su destino.

A todas las organizaciones de Derechos Humanos en el mundo esforzarse por enviar una comisión médica para examinar el estado de salud de la activista saharaui de derechos humanos y ex-presa política Dedja Lachgar e informar de ello.


Etiquetas: Activistas derechos humanos, Derechos Humanos, Grupo de los siete, Mujeres, Presos políticos, Represión Sahara Ocupado

Fatimetu Mint Rahel, detenida y torturada por visitar a Aminetu Haidar



* Liga Defensa de los Presos saharauis en cárceles marroquíes

Las autoridades de ocupación marroquí en la ciudad de El Aaiun detuvieron el viernes 25 de diciembre a las 20h a la joven saharaui Fatimetu mint Rahel Sbai cuando intentaba visitar a la casa de la activista Aminetu Haidar en el barrio Casa Piedra. Varios agentes vestidos de paisano la detuvieron y la condujeron a un coche policial para someterla a un interrogatorio de tres horas.

La ciudadana saharaui relató que los agentes la metieron a la fuerza en un coche de la unidad de policía que custodia la casa de Aminetu y la preguntaron sobre su relación y motivos de su visita a Aminetu Haidar. Fatimetu respondió que el motivo es el que tienen todos los saharauis, felicitar a Aminetu Haidar por su regreso. También le preguntaron sobre la influencia de Haidar entre los saharauis tras su regreso a su casa y familia y cual es su relación con el activista saharaui Ahmed Sbai.

Fatimetu fue conducida después a las dependencias policiales donde fue torturada durante más de dos horas y liberada tras tres horas de interrogatorio en un estado lamentable. Su cuerpo presenta hematomas por los golpes que le propinaron al gritar Viva el Frente Polisario, Viva la República Saharaui.


*Traducción no oficial Poemario por un Sahara Libre

sábado, 26 de diciembre de 2009





Aminatu, La Libertad: Ebnu

Resulta verdaderamente increíble que hasta hoy (y no parece que ello cambie) haya personas a las que solamente se les permite ver la luz de un nuevo día, a través de las estrechas rejas de una ventana. Y mucho más increíble es que los haya que se les niega terminantemente abrir los ojos, aunque sea para ver la nada.

Es en la noche cuando las almas solitarias acusan su soledad, sienten el abandono, y sufren en silencio las inclemencias de este injusto mundo. Es durante las oscuras noches cuando los corazones lloran las amargas lágrimas de la impotencia.

Noche tras noche, mientras la vida duerme, en nuestro lado del mundo miles de corazones continúan su latir triste y cansado esperando la luz del amanecer.
Los saharauis, desgraciadamente, conocen bastante bien la oscuridad de las celdas de cloacas, infestadas de maldad y de injusticia, además de insectos y roedores.

Actualmente hay cientos de saharauis totalmente desaparecidos, de los que no hay noticia, de los que no se sabe nada más que eso, que no aparecen. ¿Dónde están?

No hay respuestas. Ojala, algún día podamos saber lo que les ha pasado o lo que les está pasando. Ojala ellos mismos nos puedan decir, algún día, donde han estado durante estos malditos años. Estamos esperándoles y les seguiremos esperando hasta saber la verdad de lo que les ha ocurrido.

Miles de saharauis han sufrido las consecuencias de la represión marroquí en el Sahara ocupado, miles de saharauis, en estos momentos, están sufriendo las inclemencias de la represión continuada durante más de treinta y cinco años del régimen marroquí.

Lo sabe todo el mundo, pero a los gobiernos de Occidente, los campeones de la democracia en el mundo, los que se prodigan como el paradigma de los derechos humanos, se hacen la vista gorda o miran a otra parte, porque por muy democráticos y por muy respetuosos que sean con los derechos humanos, no antepondrán a sus intereses comerciales, estratégicos, o los que sean al derecho la justicia de una población que está lejos de sus fronteras, lejos de sus casas, lejos de sus mesas.

Hace más de dos meses que siete activistas saharauis sufren nuevamente la cárcel del enemigo y pueden ser condenados a muerte por un tribunal militar marroquí, por el simple hecho de viajar a los campamentos de refugiados saharauis. Occidente y sus siervos mantienen su silencio cómplice

Tuvo que ser una valiente y decidida mujer la que de manera pacífica, sin ofender a nadie y de forma sutil, obligada por la injusticia, optara por dejarse morir poco a poco para que su tenue y melosa voz les despertase y les enfrentase a la realidad, la misma de hace tantos años, la que conocen pero prefieren ignorar por el bien de su democracia, por el bien de sus derechos humanos.

Aminatu Haidar, La Libertad, no quiere morir, su voluntad ha sido siempre vivir pero con dignidad. Tanto es su amor a la vida y a la libertad que más de cuatro años de cárceles, torturas y vejaciones, más de cuatro años de intimidaciones y agresiones, no han podido acabar con sus aspiraciones a un futuro mejor para ella y para su pueblo. Más de cuatro años con los ojos vendados intentando borrar su mirada, más de cuatro años de muertes y desapariciones, no han conseguido doblegar su indestructible fe en la vida, no han podido con su sonrisa de paz y primavera.

Aminatu, La Libertad, ama tanto la vida, que es capaz de morir por ella.



El triunfo de la razón: Ali Salem Iselmu



Al final de esta dura batalla que gestó Aminetu Haidar sacrificando su propia salud para luchar por la libertad; podemos afirmar que ha ganado la razón a la sinrazón, la justicia a la injusticia. Ha ganado toda la humanidad oprimida y sin derechos. Por fin hemos derrotado desde la sociedad civil a los dictadores y sus cómplices.

Nuestro coraje encarnado por la Gandhi Saharaui se ha reafirmado en su espíritu de ciudadana del mundo capaz de llevar la batalla de la libertad hasta las últimas consecuencias; quienes prefieren ser súbditos y pagar un tributo a un rey no entienden el verdadero valor de la vida y la dignidad, viven cabizbajos con el miedo en su cuerpo, su cobardía les condena a vivir agachados rindiendo pleitesía al monarca alauí.

Hermanos del mundo, hemos devuelto a muchos pueblos de la tierra, la esperanza que una mujer de aspecto frágil puede derrotar al soberano dictador que quería usurparle sus derechos condenándola a vivir de extranjera el resto de su vida. Esa es nuestra victoria, la victoria legítima de los que no tenemos el poder de los poderosos, pero tenemos una firme convicción de luchar con métodos pacíficos hasta el final.

Ahora muchas dirán que Mohamed VI ha sido generoso permitiéndole a la Gandhi saharaui volver al Sahara Occidental por razones humanitarias, pero que humanidad puede tener un individuo que es el mayor empresario del país, es el máximo órgano ejecutivo y legislativo, es quien controla los medios de comunicación y siente un desprecio total por los ciudadanos de su país condenándoles a la miseria y la pobreza paupérrima. Él y su sequito de plebeyos llevan años intentando venderle a Europa una imagen tolerante y civilizada de Marruecos, pero que civilización democrática puede haber en este país que ha organizado una manifestación en el Aaiún contra el regreso de Aminetu Haidar. Éste es el perdón del soberano dictador aliado de Europa.

La historia al final nos dará la razón, sabemos que tenemos enemigos poderosos y chantajistas capaces de todo con tal de conseguir sus mezquinos objetivos, pero esta lucha es la lucha de los saharauis bajo ocupación marroquí, es la dignidad de los derechos humanos, de la libertad de expresión y movimiento, es el fin del Guantánamo de Marruecos en el Sahara Occidental.




Expulsada: Larusi Haidar


Fue expulsada de su casa
De su barrio
De su tierra
De su Sáhara.
La alejaron de sus hijos
De las flores resecas del desierto
De atardeceres bañados de rojo
De cielos relucientes de índigo.
La alejaron de su tierra
De su Sáhara.
La alejaron y la condenaron
Con soberbia callejera, unos
Con complicidad pedigüeña, otros.
Y unos y otros
No son más
Que la misma moneda
Tristes caras perplejas de un penique
Marruecos y España
España y Marruecos
Le clavaron la daga
Ellos
Traición, cobardía
y yerro tras yerro.
Ella
Dignidad y bizarría
Polvo, sudor y hierro
Minattu aguanta.



Aminatu, la victoria: Ebnu


Cuando en el horizonte se vislumbra
la luz de tu mirada de futuro,
y por el mundo vuela tu imagen de paz vencedora,
siento tu pasión y sufro, sin embargo lloro de alegría.

Pero aún nos quedan los muros de silencio y piedra
aún estamos entre las rejas de la agresión y el agravio.

Bajo tu sereno semblante,
he visto tus pies descalzos transitar
sobre una alfombra de alambres de espino,
y la fiereza de la noche tragarse el eco
del rastro de los desaparecidos.
Los amigos que sueñan tu voz,
que siembran las semillas de tu orgullo.

Tus ojos siguen a tientas vagando
entre las sombras buscando la luz.
Y debajo del manto ensangrentado florecen
tus negros y rojos cabellos de verde y blanco esperanza.
Tus hermosas manos agrietadas sostienen
las huellas que dejó la tormenta
que amainaste con valor, que domaste con dignidad.

Hoy quiero darte un trozo
de cielo azul de una canción de mi infancia,
y llevarte todo el calor de los abrazos
que le nacieron a la tierra.

Hoy quiero sumarme a tu risa
que renace en las calles del Aaiún,
y sentir el aroma de libertad
que tu corazón esparció por el viento.




Aminatu, la libertad: Ebnu


Hoy, querida hermana, estoy triste, como ayer.
Quiero que sepas que estoy sentado a tu lado,
leyendo los versos que nacen de tu nombre.
Que te miro a los ojos y veo la luz que brillará un día,
y el fuego que arderá para darnos calor,
y el resguardo que protegerá la ciudad que brota de tu mirada.
Hoy, querida compañera, estoy triste, como ayer.
Pero he visto la paz que mana de la firmeza de tus manos,
de la decisión irrevocable de ser saharaui hasta la muerte,
y de tu seguridad en que volverás a El Aaiún, firme la voluntad y alta la frente.
Te acompaño con mi voz, te doy mi canto, te doy mi corazón.
Quiero que sepas que mis cinco oraciones de cada día
comienzan y terminan con tu nombre, Aminatu.

Mañana es la fiesta de la ausencia.
Mañana es silencio tenebroso, cabizbajo.
Mañana es otro día sin patria, un amanecer sin hijos, un despertar sin madre.
Mañana es un día muy triste, como ayer, mañana es un día más sin libertad.



Aminetu, la heroína de la libertad: Ali Salem Iselmu


Decidió sentarse en un limbo
exigir su libertad
romper las cadenas del muro
acabar con la hipocresía de los cobardes
invitar a los valientes
para que abran sus brazos.

Sus pequeñas manos
sus ojos diminutos
su cuerpo menudo
envuelto de esperanza y libertad.

Miró a las lágrimas del mar
y abrazó las dunas del Sáhara.

Ella volverá, llena de sueños
derrumbará la cadena de los verdugos
y gritará con la impotencia de su cuerpo:
dejar que el siroco abrace Lanzarote
dejar que vuelva a El Aaiun
el siroco no morirá de hambre Negrita
morirá en la cárcel de la ignominia
y el crimen perfecto.



Oda a Aminetu: Abdulahi Abu Muhammad


No te me mueras mi amada,
que soy tu pueblo y espero
ver tu lucha coronada
con tu sueño, todo, entero.

Que ya se bien que me quieres
y que tu amor es sincero,
no quiero yo que te mueres
porque te quiero, te quiero.

En las mazmorras oscuras
y con los ojos vendados,
por mi, sufriste torturas
a manos de los malvados

Torturadores del rey,
esbirros y policías
que pisotean la ley.
Al dolor tú no cedías

Con las leyes en la mano
tus ideas defendías :
¡ es un derecho humano!
A todo el mundo decías.

¡Justicia! Clamas sin pausa,
eres firme defensora
del derecho, de la causa
por eso el pueblo te adora.

Al tejer este poema,
para Aminetu Haidar,
me acuerdo de otro problema
que no se puede olvidar:

tantos desaparecidos,
su terrible soledad
y los muchos detenidos
privados de libertad.

Y quiero con todo el celo,
por la amistad otorgada,
agradecer a Carmelo
y a nuestro amigo Taboada.

Que no asesine mi hija,
aviso a toda la tierra:
que rey Mohamed elija
entre la paz y la guerra.

Acepte, mi heroína,
estos versos dedicados
y toléreme tal ruina
pues fueron improvisados.





El destierro forzoso de Aminetu Haidar: El Cori Ramdan Nass


Resistencia, coraje, mujer,
digna de ver y escuchar,
juntos con ella hasta volver
a su tierra, Aminetu Haidar.

España y Marruecos en complicidad
su objetivo no van a lograr,
todos moriremos con dignidad
por un derecho y justicia luchar.

Políticos, poetas, actores y actrices
alcemos lo más alto nuestras copas,
para poder brindar juntos y felices
demostrando que con la Iglesia topa.

Se puede matar al gallo
que anuncia el amanecer,
pero el tirano y el vasallo
el alba no podrán detener.




La fortaleza moral y la debilidad física de Aminetu: Ali Salem Iselmu


Llegamos al aeropuerto de Lanzarote a las tres de la tarde, vimos desde el cielo la estructura de un enorme volcán apagado por el tiempo. Las montañas que se encuentran dispersas por toda la isla parecen una fiel copia de los montes de Leyuad, Lemdeismat que están en la región de Tiris, Sahara Occidental. Toda nuestra conversación giraba en torno a Aminetu, su coraje, su resistencia y la capacidad de haber puesto ante los ojos del mundo cómo un tirano viola las normas básicas y simples de la libertad y dignidad que necesita un ser humano para poder vivir y seguir siendo dueño de su conciencia y su corazón.

Cuando aterrizó el avión todos estábamos emocionados, por fin vamos a ver a la Ghandi saharaui, vamos a darle en el nombre de toda la sociedad vasca la solidaridad y el cariño que siente por su defensa de los derechos humanos y su firmeza de seguir luchando por sus convicciones hasta el final.

Nos adentramos en el aeropuerto, hasta el lugar donde esta La Plataforma de Solidaridad con Aminetu Haidar, cogimos el libro de firmas y dejamos nuestro apoyo estampado en el papel. Los turistas iban llegando y observaban con curiosidad los carteles con el rostro dibujado de la Heroína de la Libertad. Empezaron los saludos entre lágrimas de tristeza y alegría porque sabíamos que ella seguía luchando entre la vida y la muerte por su dignidad y por la dignidad de todo el pueblo saharaui.

Bajamos hacia la carretera y con nuestro cuerpo dibujamos su nombre, luego no cogimos las manos y juntos gritamos la palabra libertad. Al final leímos poemas del libro EL AAIUN, GRITANDO LO QUE SE SIENTE.

El ajetreo de la gente, de los periodistas en busca de la última noticia y la llegada del juez y el médico para persuadir Aminetu para que abandone la huelga de hambre, nos pareció una presión intolerable.

Zapatero decía que su gobierno había hecho lo posible para que Aminetu vuelva a su casa y que no podía renunciar a las buenas relaciones de vecindad con Marruecos, mientras el ministro de exteriores Marroquí seguía inmerso en el discurso de las pateras, el terrorismo y la inmigración ilegal, Moratinos nos recordaba que tenemos que velar por nuestra seguridad y que el reino alauí esta solo a catorce kilómetros.

El actor Willy Toledo, el arquitecto Fernando Peraíta y la abogada Inés Miranda seguían luchando frente a los medios de comunicación, al gobierno y a la justicia para que se respete la voluntad de Aminetu de mantener el ayuno hasta que pueda reunirse con sus hijos y su madre en El Aaiun.

Mientras nosotros seguíamos mirando su rostro, buscando sus huellas y siguiendo los acontecimientos sin poder cambiar nada en un mundo que prefiere plegarse al chantaje de un sátrapa, frente al coraje de una madre que lucha por su dignidad y la dignidad del pueblo saharaui. Que triste me sentí ante esta terrible injusticia y de que sirven los derechos humanos si no devuelven el sentimiento humano a las personas. Que atropello a la moral, a la inteligencia, al progreso y a todos nosotros sino somos capaces de reparar la arbitrariedad y la soberbia.

Nervioso, triste, emocionado e incapaz me sentí cuando observé la fortaleza y la belleza infinita que hay en sus ojos, jamás había visto en toda mi vida un cuerpo tan frágil y un espíritu tan libre. Saqué de la mochila los libros de poesía después de abrirla y cerrarla varias veces buscando un bolígrafo. Había un poema que escribí en papel marrón con su rostro titulado La Heroína de La Libertad. Todo se lo entregué y me sentí por un instante aliviado porque pude ver su pequeño cuerpo, sus menudas manos y la luz de esperanza que nace y termina en su rostro.

Antes de salir volví a dirigir mi mirada por última vez hacia su cara y en sus ojos encontré el mapa de la libertad que perdí cuando me desterraron, al igual que a ella, en una mañana gris en la que perdimos la inocencia de la vida.





La niña: Ali Salem Iselmu


La niña levantó su mano y le dijo a su maestra:

- Aminetu es premio Robert Kennedy por defender los derechos humanos en el Sahara Occidental, no quiere la nacionalidad española ni quiere ser refugiada política quiere volver a su tierra.

La maestra perpleja ante la reacción de la niña le dijo:

- ¿Qué quieres que haga España, si le ha ofrecido de todo, por qué sigue de huelga de hambre?, no lo entiendo.

La niña levantó su mano y con lágrimas en sus ojos le volvió a decir a su maestra:

- Aminetu es saharaui y su pueblo ha sido expulsado de su tierra hace treinta y cinco años, Aminetu no quiere ser expulsada ni ser extranjera en su tierra quiere recuperar mediante su huelga de hambre la libertad y la dignidad de todos los saharauis.

La maestra incómoda dijo:

- Pero la política internacional es compleja y tenemos muchas relaciones con Marruecos, no podemos hacer nada, es un país vecino y debemos mantener buenas relaciones no se puede sacrificar una amistad privilegiada con un vecino.

La niña con una profunda impotencia le dijo a su maestra:

- La dignidad es más importante que los caladeros de pesca, que los fosfatos, que las fronteras no se puede sacrificar la libertad de un pueblo por intereses que desprecian la existencia de una persona por decir simplemente que es de El Aaiun y es saharaui.

Todos los niños levantaron sus manos y juntos gritaron:

- Maestra, maestra, no tienes razón.





La luz de tus ojos: Ali Salem Iselmu


Ahora que muchos se preguntan quién eres, de donde vienes y que es lo que necesitas. Querida Aminetu todos sabemos que eres la luz que ha iluminado el mar de la ignominia y ha levantado la bandera de nuestro destierro.

Querida hermana quiero que sepas que todo tu dolor y sufrimiento es una parte inseparable de la humillación a la que nos han sometido con la complicidad de los poderosos que han trazado un plan para liquidarte y liquidar contigo a tú pueblo.

Hermana, su estrategia es seguir silenciando la paz que nace en tus ojos y termina en tus labios. El monstruo que te expulsó, te infligió el dolor moral y físico; es un personaje llegado de la edad media no es de nuestra época, pertenece a los bárbaros que humillan a su pueblo con la ceremonia del besamanos y suben en un corcel de pura sangre mientras los súbditos rezan en honor a su gloria.

Esos reyes déspotas y sanguinarios conocen tu historia y la de tu pueblo y se amparan en la ley que les otorgan los mercenarios de la política internacional para despreciarte y despreciar contigo la no violencia de tu determinación, quiero que sepas que eres el aliento de quienes queremos la libertad de tu dignidad. No te apagues resiste esta batalla. La batalla de tus ideas terminará matando a los cobardes quienes prefieren vivir negando la razón de tu justicia.

Querida Aminetu desde la distancia del exilio que nos separa, volveremos para derribar la ideología sanguinaria del horror.





Crónicas desde los campamentos. Para Aminetu Haidar: Bahia Mahmud Awah


Mientras continuaban mis preocupaciones, un tormento de desasosiegos e inquietudes por la suerte que podría correr tu vida, amanecía Id El Adha , correspondiente este año al 27 de noviembre de 2009. Ya la noche anterior lo había advertido a mis compañeros en un correo, iría el mismo día a esa pascua grande y me plantaría frente a todos con mis pancartas y mi conciencia, con un único mensaje, ese día los escritores saharauis de la Generación de la Amistad estamos contigo. Y “contigo ese día” sobrepasa el significado de las palabras. Quiero decir estamos contigo sin pensar en conseguir el cordero que todos buscaban para saldar tal vez una sunna, deuda religiosa más que moral.

La noche anterior preparé con pocos y rudimentarios medios unas pancartas pensando en los mensajes que quería hacer llegar a los orantes. Y allí me presenté el día del rezo, que tenía lugar en medio de una polvorienta explanada, de grisáceo y agrio suelo. Y al concluir la oración del Id, sobre un pequeño estrado hecho de un barro gris del mismo suelo, subió el imam de la wilaya para cumplir con su arenga religiosa.

La escuché con atención, fijándome más en lo solidario que el contenido religioso, porque bien sé que cada creyente saharaui es señor de su creencia, a diferencia de lo que ocurre en otros países. El imam, licenciado en derecho en los años setenta, de aquellos primeros jóvenes saharauis que estudiaron en universidades árabes, habló de Aminetu Haidar, de su lucha, de sus principios, de su huelga de hambre por su identidad y el retorno a su patria El Aaiun, Sahara ocupado. El imam habló del egoísmo del gobierno español y las sucesivas traiciones a los saharauis. Pidió a Dios que mantenga a Aminetu entre nosotros porque sus hijos y los oprimidos saharauis la necesitan hoy más que nunca.

Al término de la oración me acerqué al estrado con mis sobrinos, Elisabeth una amiga noruega y dos periodistas de la Radio Nacional saharaui que se unieron a nosotros, portando pancartas y panfletos. Muchos curiosos se acercaron a leer el mensaje de Generación de la amistad.

“Aminetu, los escritores saharauis de la Generación de la Amistad hoy en este Id no vestiremos ropa nueva, ni sacrificaremos corderos. Sentimos tu dolor y te acompañamos en tu lucha”.

“No estás sola porque contigo están Eduardo Galeano, José Saramago y muchos más amigos anónimos y de principios”

“PSOE, gobierno español y Marruecos cómplices contra los derechos humanos”

… entre otros muchos mensajes de apoyo.

Los medios nacionales se percataron de nuestra presencia y se nos acercó la televisión saharaui, RASD- TV, para recoger nuestro mensaje, y también el vice alcalde de la wilaya que nos tomó fotos para su revista local y nos agradeció el gesto. Al final de todo llegaba la hora del sacrificio y estreno de la ropa. Mis compañeros y yo nos dirigimos de vuelta a la familia con el mismo compromiso y la ropa que llevábamos hace semanas, pero con la conciencia tranquila de haber apoyado y recordado a Aminetu y a los siete activistas en la cárcel marroquí de Salé. Y así fue nuestro Id El Adha en la wilaya de El Aaiun, sin estrenar ropa y sin cordero pero con Aminetu y los presos políticos saharauis.




Haidar, Whitman y el aeropuerto de Lanzarote: Limam Boicha


Sería magnífico que se pudiera escuchar o leerse algunos versos de Walt Whitman en el aeropuerto de Lanzarote. ¡Hay tantos versos suyos que se ajustan perfectamente al momento en el que se encuentra Aminatu Haidar! Ella está allí, sentada, en medio de aquella enorme y fría sala. A medida que pasan los días se le ve cansada, muy cansada, (lógico después de tantos días de huelga de hambre) pero también se le ve sonriente y serena, llena de un vigor extraordinario, vigor que emana de su fortaleza interior, de la justeza de su causa.

Alrededor de ella sigue el ajetreo de los que vienen y se van, de los turistas, sus largas colas frente al mostrador de facturación, sus paseos por la terminal, sus lecturas, sus cafés, su espera mirando las salidas y llegadas, los retrasos de algún vuelo. Rutina, simple rutina. Pero esa rutina se puede llenar, si se quiere, de mucho contenido, como el de Aminatu.

Por ello qué mejor que volver a recordarle a los turistas, a los que pasan o pasean por el aeropuerto de Lanzarote los versos del gran poeta, el sabio Whitman, a ver si la escuchen aunque sea por unos minutos:

PARA TI

Desconocido, si al pasar, quieres hablarme, ¿por qué no
has de hacerlo?

Y, ¿por qué no te hablaría yo?

POETAS FUTUROS

¡Poetas del futuro! ¡Oradores, cantantes, músicos futuros!
No es el presente el que me justifica ni el que asegura que
yo esté un día con vosotros,
Son ustedes, la raza nueva y autóctona, atlética, continental,
la mayor de cuantas son conocidas;

¡Arriba! Porque ustedes me justificarán.

A LOS ESTADOS

Consentida sin discusión la obediencia, se ha caído en el
servilismo absoluto:
Una vez sometida, totalmente, no hay nación alguna, ningún
Estado o ciudad de la tierra que encuentre en lo sucesivo
su libertad.


Walt Whitman.




Aminetu: Limam Boicha

En Ti araron un surco
y desgajaron tus ramas,
tus tallos,
tus pétalos.

Te negaron
sorbos de agua,
rayos de luz,
y hasta un trozo de Melhfa.

Pero en Ti existe
una exuberante vegetación de memoria,
una brisa del océano,
y esa próxima
y anhelada lluvia nuestra.



Aminetu Haidar_ Ali Salem Iselmu

Sólo te he visto en fotografías y apenas recuerdo nada,
la sensación de olvido se vuelve un agobio.

Siento el rostro de tu mirada
convertida en lágrima
para romper el silencio
con el que tus verdugos violaron
la inocencia de tus ideas.

Tu imagen de silencio apacible
me habla y me escucha,
entonces yo llamo a los secuaces
para recordarles
que la magia de tu silencio
es la virtud de tu libertad.



Esperanza: Ebnu

Entre las calles
enrejadas del olvido,
las manos atadas
a las espaldas del tiempo,
hierven tus desordenados
huesos de porcelana.

Rumores me traen
tu reciente dolor añejo.
La leyenda crece
con tus lamentos al alba.
Mientras,
tus sueños vagan condenados,
esquivando uniformes y espías.

Sin embargo
más allá de tus labios rotos,
del hermoso rostro desfigurado,
de la mirada oscura y ausente,
se adivina tu laudable sonrisa de gloria.
Tu firmeza de acacia solitaria.
Tu fiel esperanza de
libertad y primavera.




Acacia de raíces profundas: Bahia Mahmud Awah

En su tierno cuerpo y en su dulce mirar de mil rostros,
veíase incrustado el arte de una mano ajena,
y fiel al gusto de su arte hizo muchas sendas.
Extranjera la mano del Satán hace su nido,
siente su arte y sin piedad cobija
el saber de su cruel maestría.

Viola principios,
desafía la más sagrada carta magna del amor,
decreta sus leyes marciales
destruyendo ramas, quemando hojas
y flores de una acacia que hizo raíces en siglos
de profundidad.

Y dice el poeta árabe:
“…dicen que Leila enferma en la tierra de la Mesopotamia,
ojalá fuera médico para curarla…”
y dicen todos los poetas beduinos
que Aminetu en su celda
no está enferma, ni encarcelada,
sólo dirige en la sombra el trono de la paz
y que sólo en su harén de celdas
están brotando de una semilla
miles y miles y miles de heroínas de su desierto.

Y dicen los poetas beduinos que el nombre de Aminetu
tiene magia en la poesía,
resucita los más tristes versos.
Consagra la inspiración en la lírica
y convierte el género de la épica
en su ilustre testigo.

Beduino y poeta, qué más pueden cantar de ella.
Las apacibles noches
de su desierto, su inalcanzable techo de estrellas,
sus noches de luna llena,
su deseo de gritar en la inmensidad,
su anhelo al olor de la mar sahariana,
Su deseo de llenar sus pulmones de aire y poder vaciarlos,
su deseo de ser acariciada
por los vientos cristalinos de sus dunas.

Beduino y poeta, que más puedo cantar de ella.
Quiso saltar y ser la gacela más libre con su manada
y no pudo…
Intentó recitar un poema y se le torcían los versos,
recordó que el desahogo del poeta está en la palabra,
y recordó que el preso está lleno de mucho dolor.

Quiso escribir, cantar, hablar, gritar, llorar…
eligió la indefensa palabra
que predica en nombre de la paz.
Pero sólo recordó que podría ser ejecutada,
y deletreó los nombres de la tierra y sentenció
que ama mucho su tierra y a sus dos niños:
Hayat y Mohamed.




Un madrigal a mis tres amores: Aminetu Haidar, Leila Lili y Sáhara: Bahia Mahmud Awah

En el silencio exiliado, cada noche sueño gritar
vuestros nombres,
que anidan desterrados donde el tiempo
en la infinidad se reduce entre diminutas,
oscuras, transparentes y condenadas paredes.

Y soñé en una noche de media luna, que nunca,
en los sueños se sueña rezar sin versos.
Soñé cuerpos desnudos, inertes y frágiles,
donde el verdugo esculpió su nombre.

Soñé que ante su altar me faltan palabras
con las que confesar mis legales sueños.
Soñé que en medio de gritos y entre lóbregas paredes
me claman recitar tres poemas.

Sueño Rosas de mi desierto,
sueño Jacintos y sueño Esmeraldas.

Me despierto de un amargo y dulce sueño,
y hallo que el silencio,
el grito y los nombres que soñaba y buscaba,
gestan un poema de tres cautivas de libertad desnuda:
Aminetu Haidar, Leila Lili y Sáhara.

viernes, 25 de diciembre de 2009

Denunciando intereses en el apoyo a la lucha saharaui.





La lucha de Aminettu Haidar de las últimas semanas consiguió lo que
movimientos de apoyo y en solidaridad con el Sáhara no hemos conseguido en
mucho tiempo: sacar a la luz la situación política del pueblo saharaui, y
presionar a los poderes políticos a posicionarse. Sin embargo, cuando 33
días después de comenzar su huelga de hambre Aminettu puede por fin volver
a su tierra, asistimos a un espectáculo mediático y político que nos
indigna. Por eso queremos aclarar algunas cosas e informar de otras.
Primero, que el gobierno español estaba informado desde el primer momento
de que Marruecos iba a expulsar a Aminettu en cuanto pisara suelo
saharaui, y colaboró activamente en los planes, permitiendo su entrada a
territorio español sin cumplir los requisitos legales para ello, y contra
su voluntad, lo que nosotras llamamos secuestro.
Segundo, que el estado español hizo pactos con el marroquí a cambio de
acabar con la situación de Aminettu, que le estaba dando muy mala
publicidad, y que ya se le escapaba de las manos al no aceptar ella las
ofertas que le hacían. Conocemos una parte de esos pactos, como es
comprometerse a aceptar públicamente que la ley marroquí se aplique en los
territorios del Sáhara ocupada. Un paso más en su camino de venta del
pueblo saharaui y de negación de la responsabilidad que el Estado
Español tiene como potencia colonizadora. Ante el derecho internacional,
España sigue siendo la potencia administradora del territorio no autónomo
del Sáhara Occidental, y la potencia obligada a velar por la celebración
del referendum de autodeterminación.
La parte que no han hecho pública suponemos que tendrá relación por un
lado, con acuerdos políticos sobre fronteras y control migratorio; y por
otro lado, con acuerdos económicos millonarios en los ámbitos en los que
ambos gobiernos ya se benefician de su buena amistad, como es la
explotación de recursos saharauis: pesca (empresas españolas como
Gealsa-Rianxeira o Europacifico), industria agrícola (grandes plantaciones
de tomateras en Dajla que están secando los pozos de la ciudad saharaui),
fosfatos (FMC Foret), petróleo y turismo fundamentalmente; y en tierra
marroquí, parques eólicos (Gamesa), la venta o regalo de material militar
y armamentÍstico (Marruecos se convirtió en el tercer mejor cliente de la
industria militar española, al gastar este último año 113 millones de
euros ), el sector inmobiliario y la construcción; y dentro del sector
textil, empresas como El Corte Inglés, o Inditex, que trasladaron sus
maquilas a Marruecos.
Estos son algunos de los intereses económicos ya conocidos, pero el pacto
para regresar a Aminettu también podría tener relación con nuevos
intereses, como la inversión española (Isofotón) en el proyecto solar más
grande del mundo que el Estado marroquí ya ha comenzado a construir, o con
cualquiera de los proyectos incluídos dentro del mayor acuerdo de
cooperación financiera recién firmado entre España y Marruecos, que
alcanza los 520 millones de euros destinados a financiar proyectos en
infraestructuras para «el beneficio de ambos países», con cargo al Fondo
de Ayuda al Desarrollo para la internacionalización de la empresa
española, que irán destinados a adquirir bienes y servicios españoles para
proyectos públicos realizados en Marruecos por compañías españolas.
Todo esto ha vuelto a quedar tras la cortina de humo que lleva años
disfrazando la situación del pueblo saharaui de conflicto humanitario,
cuando se trata de un conflicto de base política y económica. Hoy
continúan disfrazándolo al personalizar el conflicto en la situación de
riesgo de Aminettu, pidiendo justicia porque su vida corría peligro, o
poniendo a sus hijos como foto para dar pena, cuando la situación que
denunciaba Aminettu la llevan viviendo desde hace meses cientos de
saharauis que tienen prohibido el libre movimiento, y que no es más que
una de las violaciones a los derechos individuales y colectivos que el
pueblo saharaui tiene negados. Con el apoyo del Estado español, la
ocupación marroquí del Sáhara niega a este pueblo su derecho de
autodeterminación y somete a su población a vigilancia constante,
desapariciones, detenciones, torturas, arrestos domiciliarios, expulsión
de escuelas, despidos en sus trabajos, amenazas constantes para abandonar
el territorio, y división de su pueblo mediante un muro plagado de
militares y minas antipersonas, que mantiene a la otra parte del pueblo
cercado en los campamentos de refugiadas de Tinduf, en tierra prestada.
Por todo ello, si bien nos alegramos de que Aminettu haya logrado regresar
a su casa tras la lucha que llevó a cabo, nos parece fuera de lugar
festejar la situación como una gran victoria, invisibilizando el fondo del
conflicto, puesto que ella lleva décadas denunciando la ocupación y
luchando por la celebración del referéndum.
Da vergüenza comprobar como pueden tergiversar así el mensaje, las ideas y
la dignidad de esta gran mujer luchadora, tergiversación que pasó incluso
por ver su lucha señalada y destacada por ser una mujer, una mujer sola,
la que estaba poniendo en jaque a los poderosos, otro de los miles de
ejemplos que muestra como la ideología machista española campa a sus
anchas soltando públicamente mensajes del tipo de que para hacer algo así
"esta mujer mas que ovarios, tiene un buen par de cojones", como tuvimos
que escuchar a uno de los hombres que habló desde el escenario en la
concentración del pasado sábado 19.
Queremos informar que esta tergiversación no viene solo de los medios
masivos, sino que también participan de ella una buena parte del
movimiento de apoyo al pueblo saharaui, presidido por la Coordinadora
Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-SÁHARA), que
tratando de evitar el cuestionamiento a la buena gestión del PSOE en este
asunto, DESCONVOCÓ unilateralmente la manifestación estatal que iba a
tener lugar en Madrid el pasado sábado, argumentando que Aminettu ya
estaba en su tierra, y que una concentración para celebrarlo sería
suficiente.
Nosotras queremos denunciar el partidismo de CEAS y su verticalidad,
porque nos indignó mucho esta sucia jugada de desmovilización y de
vaciamiento político de la lucha saharaui, y porque nos preocupa que
personas que quieran participar de ella lleguen a pensar que eso es lo
único que hay en el estado español. A parte de la coordinadora, estamos
muchos colectivos y personas diversas, que con nuestro medios y formas,
hacemos denuncia y presión política desde abajo, sin más intereses que el
de apoyar una lucha y una idea: que la tierra no se vende, y los pueblos
tampoco.
Y anunciar que seguiremos trabajando en esto, creando las redes necesarias
para que podamos seguir tomando las calles y lo que veamos oportuno para
seguir señalando responsables aquí, y construyendo otros lazos de apoyo
entre pueblos y entre colectivos.

SAHARA MATEMBA!
SAHARA NO SE VENDE!

Mujeres Conectando Luchas
www.nodo50.org/mujeresconectandoluchas

jueves, 24 de diciembre de 2009

Votar al personaje del año: hazlo por AMINETU

La RTVE y e periódico del Mundo incluyen a Aminetu Haidar en unas encuestas sobre el personaje del año, sin duda las más de 100 mil noticias sobre Aminetu Haidar en 33 días (la huelga de hambre),son un ejemplo de lo que ha conseguido Aminetu a la causa saharaui trás muchos años de olvido.

Por favor voten:

EL MUNDO

http://www.elmundo.es/especiales/res...tas/index.html

RTVE

http://www.rtve.es/noticias/encuesta...ta-15491.shtml

La familia de Degja Lachgar expresa su "preocupación" por su estado de salud



Martes, 22 de Diciembre de 2009

Miembros de la familia de Degja Lachgar única mujer entre los siete activistas saharauis detenidos por Marruecos el pasado 8 de octubre, quienes están encarcelados en la prisión de Sale, cerca de Rabat, advirtieron que la activista saharaui se encuentra "débil y su salud muy delicada", informó este lunes el Ministerio de los Territorios Ocupados y de las Comunidades Saharauis en el Exterior.

Según la misma fuente, Safia Lachgar afirmó "el grave deterioro" del estado de salud de su hermana, sobre todo en lo psicológico y mental después de que "me hace preguntas extrañas" y "piensa que estoy detenida junto con ella". "Su familia teme lo peor ya que su estado de salud es alarmante y preocupante producto del aislamiento 24 horas del dia en su celda en la prisión marroquí de Sala", añadió.

Degja Lchgar ya habia informado a su familia de los "malos tratos" que recibe por parte de la administración penitenciaria de Sala, en régimen de "aislamiento emiten olores degradantes", y donde no hay "ventilación y la iluminación de modo permanente como una forma de tortura psicológica y física".

Entre los siete activistas, internados en la cárcel de Salé, cerca de Rabat, en espera de juicio militar, están el vicepresidente primero del Colectivo de Defensores Saharaui de los Derechos Humanos (CODESA), Alí Salem Tamek, y el presidente de la Asociación Saharaui de las Víctimas de Graves Violaciones de los Derechos Humanos cometidas por el Estado marroquí (ASVDH), Brahim Dahan.

Los siete se encuentran en "muy malas condiciones", debido al maltrato que les ha infligido la administración de esta cárcel, "que recibe instrucciones estrictas al respecto por parte de la delegación general de la Administración penitenciaria y los servicios secretos marroquíes", explican desde CODESA.

Varias organizaciones internacionales de derechos humanos insisten en que un gobierno jamás puede justificar la imposición de duras restricciones sobre la libertad de expresión utilizando como excusa la amenaza política no violenta a la integridad territorial, como establecen los Principios de Johannesburgo sobre seguridad nacional, libertad de expresión y acceso a la información, adoptados en 1995 y refrendados por el relator especial de la ONU sobre el derecho a la libertad de opinión y de expresión en su periodo de sesiones de 1996.

Igualmente, organizaciones como Amnistía Internacional piden a las autoridades marroquíes que actúen de conformidad con el artículo 9 de la Constitución de Marruecos y acaten las obligaciones que les impone el artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos respetando la libertad de expresión y poniendo en libertad de inmediato a estos ocho presos de conciencia.

Etiquetas: Activistas derechos humanos, Derechos Humanos, Grupo de los siete, Mujeres, Presos políticos, Represión Sahara Ocupado

Haidar dice que está bajo arresto domiciliario de Marruecos



Reuters - 24/12/2009 13:34

La activista saharaui Aminetu Haidar asegura que la policía marroquí ha rodeado su casa y la mantiene bajo arresto domiciliario desde que regresó a El Aaiún tras la huelga de hambre que mantuvo en Lanzarote.

Haidar ha prometido redoblar su lucha en defensa de los derechos humanos en el antiguo territorio español pese a lo que califica de represión marroquí.

Las autoridades marroquíes aseguraron que Rabat está comprometido con los derechos humanos en el Sáhara Occidental y en el resto de zonas del país. No quisieron realizar más comentarios sobre el caso de Haidar.

El Sáhara Occidental, una zona que tiene lucrativas reservas de fosfatos y potencialmente petróleo en sus costas, es escenario de la disputa territorial más antigua de África.

La semana pasada, Haidar, de 43 años y madre de dos hijos, puso fin a una huelga de hambre de más de un mes en el aeropuerto de Lanzarote en protesta por la negativa de Rabat a dejarla volver al Sáhara Occidental si no declaraba su lealtad al rey Mohamed VI.

Finalmente, Marruecos la dejó volver después de que intervinieran Estados Unidos y Francia.

La huelga de Haidar devolvió la atención internacional a la disputa del Sáhara Occidental de una forma vista pocas veces en los 35 años transcurridos desde que Marruecos se anexionó el territorio tras la retirada de España.

"El asedio continúa. Estoy bajo arresto domiciliario. Mis familiares y vecinos tienen problemas para visitarme. Las tiendas de mi barrio están sufriendo el bloqueo", dijo Haidar a Reuters por teléfono desde Rabat el miércoles por la noche.

Reporteros de Reuters viajaron a El Aaiún, principal ciudad del Sáhara Occidental, para entrevistarla en su casa, pero las fuerzas de seguridad bloquearon el acceso. También se ha impedido a otros periodistas reunirse con ella.

"PALO Y ZANAHORIA"

"Tengo el coraje de mi convicción de seguir adelante con la defensa de la causa de la autodeterminación del pueblo saharaui. Nunca vacilaré pese a las amenazas de cárcel, secuestro, tortura y exilio", añadió.

Haidar acusó a Marruecos de llevar a cabo una política del "palo y la zanahoria" hacia el Frente Polisario en Argelia y los saharauis en el territorio.

"Marruecos reprime a la población saharaui mientras negocia con el Frente Polisario", añadió.

Marruecos dijo que está dispuesto a reanudar las negociaciones con el Polisario sobre un acuerdo sobre el futuro del territorio, al que le ofrece una autonomía a la española.

El Polisario, que aspira a crear un estado independiente en el territorio, también quiere que las conversaciones se reanuden, pero insiste en que Rabat ponga fin a lo que califica de abusos generalizados de los derechos humanos en el Sáhara Occidental.

Haidar se ha convertido en "símbolo de una nación" para los saharauis tanto en el Sáhara Occidental como en los campos de refugiados en Tinduf, en el suroeste de Argelia.

"Es nuestra Mandela, nuestra Gandhi", dijo a Reuters Gani Minatu, de 37 años, mientras hacía un té dulce en su jaima en un campo de refugiados.

Muchos saharauis ven su huelga de hambre como un soplo de aire fresco a su causa.

"Antes de Aminetu, la causa estaba estancada. No había esperanza para una solución. Pero la acción de Aminetu devolvió la cuestión del Sáhara Occidental a lo alto de la agenda internacional", dijo a Reuters el periodista saharaui de Tinduf El Bachir El Dhif.

martes, 22 de diciembre de 2009

concentración de apoyo a Aminetu Haidar en Barcelona

Miedo a la policía en El Aaiun


Heridos en las manifestaciones para celebrar el regreso de Aminetu Haidar no se atreven a ir al médico por temor a ser detenidos en el hospital

EL PAIS. TOMÁS BÁRBULO Enviado especial - El Aaiún - 21/12/2009 A Maalainin Busofa la policía marroquí le rompió la nariz durante la represión de las manifestaciones que se celebraron en El Aaiún el jueves para recibir a Aminetu Haidar. Cuando pidió a los doctores del hospital un certificado de sus lesiones, ellos le advirtieron de que tenían órdenes de avisar a los agentes para que interrogaran allí mismo a quienes pidieran el documento. El certificado médico es imprescindible para presentar una denuncia: sin interrogatorio no habría certificado, y sin certificado no habría denuncia. Busofa renunció y se fue a casa.

El número de saharauis heridos aquella noche supera la veintena, según un balance provisional realizado por varias organizaciones de derechos humanos. La mayoría son mujeres y adolescentes, que sufren traumatismos, fracturas y luxaciones. Pero, a la vista de las instrucciones de los médicos, no resulta extraño que ninguno de ellos se haya decidido a demandar a la policía. Es tal su miedo, que algunos ni siquiera se han atrevido a acudir al hospital; han preferido conformarse con los cuidados más discretos de los curanderos.

No obstante, varios sí han accedido a contar su situación a algunas ONG. De ahí que las autoridades intenten silenciarlas. Ayer mismo, la policía irrumpió en la casa del activista Hamad Hamad cuando unos periodistas lo entrevistaban. Los agentes afirmaron que, para hablar con la prensa, los defensores de los derechos humanos necesitaban un permiso especial del Gobierno de Rabat, y ordenaron a los reporteros que abandonaran el domicilio de inmediato.

Los activistas temen que cuando los medios de comunicación llegados a El Aaiún para el regreso de Aminetu Haidar abandonen la ciudad -y la mayoría lo ha hecho ya-, la policía recrudezca la represión contra ellos. Djimi El Ghalia, presidenta de una ONG, quiso hacer un llamamiento a través de EL PAÍS "para que el apoyo que la sociedad española ha mostrado hacia Aminetu Haidar siga vivo en favor de todos los defensores de los derechos humanos".

La salud de Haidar, a quien los agentes mantienen confinada en su casa del barrio de Zemla, ha empeorado ligeramente en las últimas horas: tiene algo de fiebre y la tensión baja. No obstante, accedió a hacer una breve declaración por teléfono. "La mía", dijo, "es una situación de encarcelamiento. Los marroquíes quieren decirle al mundo que estoy aislada, que estoy sola, que el Sáhara no está conmigo. Pero no lo van a conseguir. Los saharauis están conmigo. Todos opinan como yo, pero no lo manifiestan porque tienen miedo".

El ‘caso Haidar’ aumenta la presión de los colectivos saharauis sobre España


BEATRIZ MESA
EL AAIÚN / ENVIADA ESPECIAL
El regreso de Aminetu Haidar al Sáhara Occidental, el jueves pasado, ha abierto un nuevo frente al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero: crece el número de grupos juveniles de El Aaiún que, a raíz del caso de la activista, exigen a la diplomacia española una denuncia explícita de las violaciones de los derechos humanos en su territorio y reclaman un impulso definitivo al referendo de autodeterminación.
Dichos colectivos exigen también la «recuperación de la memoria» después de un siglo de convivencia con el pueblo saharaui y una posición «intransigente» hacia la oferta de autonomía que Marruecos ha presentado para la región. Así las cosas, el caso Haidar no solo ha desempolvado un conflicto histórico que parecía guardado en el cajón de los olvidos, sino que además ha motivado que jóvenes saharauis –que nacieron plegados a la corona marroquí y tomaron el relevo de la lucha pacífica a la vieja guardia– regresen estos días a la calle, muchos más envalentonados que nunca.

RECUPERAR LA MEMORIA / La conocida como la madre saharaui ha dado vitalidad a una causa que tiene como principal objetivo «hacer mucho ruido» en España, país al que siempre vieron como un pueblo hermano y «no como colonizador», según comenta el activista Simo, para quien la ocupación de hoy sí es «violenta». «Los saharauis son reprimidos casi a diario; discriminados en la calle, en la escuela, en el hospital... Queremos que España vuelva para protegernos», proclama espontáneo otro muchacho, Hamdi, de apenas 26 años. Pese a su juventud, conoce su pasado al dedillo y dice ser consciente de la responsabilidad histórica y moral de España, que abandonó el territorio hace ahora 35 años.
Hamdi pertenece a esas nuevas generaciones de la lucha pacífica, que han puesto sobre el tapete al Ejecutivo español reivindicaciones que pasan, fundamentalmente, por la recuperación de la memoria. Y denuncian que el reino alauí, dentro de su estrategia anexionista, ha levantado en el Sáhara Occidental ciudades para poblar solo con marroquíes y así «acabar» con la identidad saharaui. En el seno familiar saharaui, siempre surgen sentimientos de nostalgia mezclados con desdén ante «el olvido» español, el peor cómplice, según dicen, de este pueblo.

ACUERDOS DE MADRID / Por ello, los jóvenes saharauis exigen a la antigua colonia española que corrija el que consideran uno de sus mayores errores: los acuerdos tripartitos de Madrid de 1975, que fueron todo un regalo para Marruecos. La Marcha Verde y la posterior anexión del Sáhara Occidental se consolidaron. «En esos acuerdos se dijo que la administración se ofrecía para 30 años, y ese tiempo ya ha expirado. ¿Por qué no venís a recuperar vuestro territorio?», pregunta preocupado Hamdi.
Un vehículo persigue sin disimulos a la redactora de EL PERIÓDICO hasta la salida de El Aaiún. Las entrevistas con los jóvenes activistas se realizan sobre una duna, lejos del ojo avizor. En la ciudad, los saharauis no pueden entrar o salir de sus viviendas sin antes ser sometidos a interrogatorios por parte de la policía marroquí. La resolución del caso de la activista Haidar hirió tanto la sensibilidad de Marruecos que «ahora llegará más mano dura», augura Simo. Sus dos compañeros asienten, también convencidos. Ninguno se estremece por lo que se avecina, aunque sufrieron en su piel los diferentes métodos de la tortura tras la Intifada de 2005, en la que participaron. «Me da igual morir, mira Haidar. A ella la pueden destruir, pero no vencer», comentan.
Los hijos de Haidar rechazan las armas porque su pueblo es de «paz», pero si el Frente Polisario los llama a la guerra, acudirán. «Cuando perdamos la confianza, tomaremos las armas». A estos jóvenes les queda la esperanza de que el pueblo español se solidarice con ellos y, de esa forma, haya un referendo de autodeterminación. Pero otros piensan que su tierra tiene demasiada riqueza para dejarla escapar: fosfatos, agua y pesca. «Es esto lo que los han machacado, la riqueza», defiende la historiadora mexicana Claudia Barona, autora del libro Hijos de la nube.

El Polisario acusa al gobierno español de avalar la ocupación marroquí del Sáhara. El mundo debe detener abusos en el Sáhara


*Sin embargo, la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín negó "con toda rotundidad" que el Gobierno reconociera "la soberanía de Marruecos respecto al Sáhara Occidental" en el comunicado que emitió después de que el país magrebí permitiera el regreso a El Aaiún de la activista saharauia Aminatu Haidar. La frase en discordia es en la que se afirmaba que España "constata que la Ley marroquí se aplica en el territorio del Sáhara Occidental". (Leer análisis de los comunicados de Carlos Ruiz Miguel)


El Frente Polisario acusa al Gobierno de avalar la ocupación marroquí del Sáhara


EFE - Madrid 21/12/2009. El Frente Polisario ha acusado hoy al Gobierno español de avalar la ocupación de Marruecos del Sáhara Occidental y la violación de los derechos humanos al reconocer que la ley marroquí es la que impera en la ex colonia mientras no se solucione el conflicto.

El delegado en funciones del Frente Polisario en España, Mohamed Jadad, en declaraciones a Efe, ha asegurado que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha dado un "cheque en blanco" a Marruecos como contrapartida para solucionar la huelga de hambre de la activista saharaui Aminatu Haidar.

"Es un aliento a la ocupación marroquí y a las violaciones de los derechos humanos. El chantaje de Marruecos ha recibido un premio", ha lamentado Jadad.

El comunicado que emitió el Ejecutivo español el pasado jueves para facilitar el regreso de Haidar a El Aaiún con su familia subraya que la ley marroquí es la que rige en el Sáhara Occidental hasta que se resuelva el contencioso, que se remonta a 1975.

Para el representante del Polisario, se trata de una "concesión gravísima" que representa "un cheque en blanco para que Marruecos continúe la represión y la ocupación a su antojo".

Jadad ha afirmado que "la constatación de este hecho" es el control policial que la policía marroquí ha establecido en torno a la casa de Haidar en El Aaiún, donde se recupera después de los 32 días de huelga de hambre que pasó en Lanzarote.

El dirigente saharaui ha advertido a España de que su postura "no arregla nada" y "aumenta el apetito" de Marruecos para seguir vulnerando los derechos humanos.

Ha añadido que el Gobierno de Zapatero ha variado la tradicional postura de España en favor del pueblo saharaui y se ha inclinado por apoyar el plan de autonomía marroquí sobre el Sáhara Occidental, al igual que Francia.

El caso Haidar devuelve la voz al Sáhara Occidental



El caso Haidar devuelve la voz al Sáhara Occidental

El barrio de la activista seguía ayer sitiado por las Fuerzas de Seguridad marroquíes. Algunos gestos de Rabat determinan que la causa saharaui está experimentando un fuerte impulso

PUBLICO. - TRINIDAD DEIROS - ENVIADA ESPECIAL - 20/12/2009

(Foto: EFE)

Casa Piedra, el barrio de El Aaiún donde se encuentra la casa de Aminatou Haidar seguía ayer sitiado por la Policía marroquí, que mantenía cortadas todas las vías para acceder a su calle. Periodistas, conocidos de la familia, saharauis de a pie e, incluso, el médico de la activista, el doctor Domingo de Guzmán, que la acompañó desde Lanzarote, vieron cómo los agentes les cerraban el paso.

La propia Haidar tuvo que salir de su casa y caminar unos 50 metros apoyada en dos familiares y con mucha dificultad por su atrofia muscular para pedir a los policías que permitieran llegar a la casa al médico, a quien finalmente se le franqueó el paso. No así a los periodistas. Las entrevistas con la defensora de derechos humanos se han acabado por orden de la autoridad.

"El caso Haidar ha evidenciado las grandes violaciones de derechos humanos que se cometen en el Sáhara ocupado", explica en su casa Ahmed Sbai, presidente del Comité de Protección de los Presos Políticos Saharauis. "Después del retorno de Aminatou, se abrirá un pequeño espacio de libertad", cree este activista. A su lado, Hassana Douichi, de otra asociación, asiente y relata que un hermano de Brahim Dahan, uno de los siete presos políticos encarcelados en la prisión de Salé, cerca de Rabat, por haber visitado los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf, le comentó a su hermano que ahora "las cosas van a cambiar".

Gandhi saharaui
"La huella del caso Haidar ya se está notando, sobre todo en los jóvenes", afirma Douchi. Y pone un ejemplo: el de las dos chicas que el viernes fueron detenidas en Casa Piedra por repartir octavillas con el rostro de la Gandhi saharaui. "Cuando la Policía les presentó su declaración para que la firmaran, en sus datos personales, ponía que su nacionalidad era marroquí. Una de las chicas se negó a firmar aduciendo que su nacionalidad era la saharaui, mientras que la otra aseguró que no podía precisar cuál era su nacionalidad, dado que su pueblo no se había autodeterminado", explica Douichi. Estas dos jóvenes ya han sido liberadas.

La historiadora Claudia Barona coincide con los activistas en que "se ha abierto una puerta interesante". Esta experta en el Sáhara, autora del libro Hijos de la nube, considera que el regreso de Haidar dará paso a un "nuevo escenario protagonizado por la sociedad civil saharaui".

"Hasta 2005 (cuando empezó la Intifada saharaui), la población de los territorios ocupados había vivido bajo el silencio. La resistencia pacífica hizo entonces que se empezara a conocer la lucha de este pueblo", recalca Barona.

Un aspecto fundamental para explicar por qué la situación ha cambiado es el carácter pacífico de la lucha por la autodeterminación en el Sáhara Occidental: "Ya no estamos hablando de un enfrentamiento de Marruecos con el Ejército del Polisario, ni siquiera del Polisario en sí mismo, sino de la sociedad civil saharaui. Hay un pueblo que no está contento, como se vio anteayer (el día que volvió Haidar) en la calle", subraya Barona.

El pueblo saharaui, precisa, "tiene una tradición oral muy importante. Y si te fijas, la gente aquí tiene una enorme necesidad de ser escuchada, de que se respete su derecho a la libertad de expresión, su cultura y su autodeterminación".

"Veo un cambio. Creo que viene una nueva etapa de resistencia en el Sáhara. La vuelta de esta dama, su resistencia pacífica, su figura, han sido pasos para pasar del silencio a la palabra. Vea usted a esta señora pequeña, flaquita, y lo que logró hacer sólo con sus palabras", recalca esta estudiosa.

"Tienen miedo"
La "victoria" que, según los activistas saharauis, ha representado la vuelta Haidar ha hecho que "los marroquíes tengan miedo", se felicita Mohamed Mayara, del Comité Ejecutivo de la Asociación Saharaui de Víctimas de Graves Violaciones de los Derechos Humanos cometidas por el Estado Marroquí (ASVDH).

"Tener a Haidar aquí ha dado ánimos a los saharauis. Ella ha roto las reglas que marcó el rey en su discurso del 6 de noviembre, en el que nos amenazó", considera este activista.

Mayara y su asociación han calculado el número de víctimas de la intervención policial del jueves, la noche de la llegada de Haidar a El Aaiún. Asegura que al menos 30 personas sufrieron algún maltrato, y que diez resultaron heridas, pero que estas cifras pueden ser mayores por "la dificultad de acceso a los heridos".

La Policía ha vetado todo conato de manifestación en El Aaiún. Sin embargo, ayer hubo una celebrada sin problemas. Unas doscientas personas se concentraron frente al Palacio de Congresos en apoyo de la marroquinidad del Sáhara. Con fotos del rey Mohamed VI y enarbolando banderas marroquíes, dieron vivas al rey y al "Sáhara marroquí". Unos hombres, vestidos de negro o en chándal filmaban a los periodistas extranjeros.
--------------------

domingo, 20 de diciembre de 2009

*Fuente CODAPSO. El Aaiun, Sahara Occidental

19 de diciembre de 2009 A pesar de las muy estrictas medidas de seguridad impuestas por las autoridades de ocupación sobre la ciudad de El Aaiun, las manifestaciones prosiguen por segundo día consecutivo celebrando la vuelta de la activista de derechos humanos Aminetu Haidar.

Las campañas de represión y de intimidación llevada contra los manifestantes saharauis prosiguen dejando a un gran número de víctimas, con heridas de diferentes grados. Esta es una lista preliminar.

El padre del preso político Brahim Dahan; Fatima Moussaoui; Fadala Moussaoui (en las fotos); Syed Ahmed Hama Ali; Abdallah Khatari Khalidi; Mohammed Daihani; Malaainin Barrida; Elghazouani Hanafi; Meriem Kawriya; Babait Kentawiya; Mushtaq Mohammad; Izana Amidane; Hayat Rguibi.

Así mismo las autoridades de ocupación han prohibido a los activistas saharauis de derechos humanos felicitar a Aminetu Haidar por su vuelta. Entre ellos se encontraban los activistas Sidi Mohamed Dadach y Hmad Hamad.

Además estas autoridades a una delegación de prensa española de la casa de la activista saharaui de derechos humanos Ghalia Djimi. La delegación estaba formada por 6 periodistas de, entre otros medios la agencia EFE o Canal Sur de Andalucia.

El motivo que alegaron es que no disponían de permiso las autoridades de ocupación para realizar entrevistas con un grupo de activistas saharauis como Sidi Mohammed Dadach, Béchir Khfawni, y Mustapha dah Dafa.

LA REPRESIÓN MARROQUINA EN EL AIUN

La represión marroquí en El Aaiun, tras el regreso de Aminetu Haidar, se recrudece y ya han empezado a llegar las primeras fotos e informes de los activistas saharauis de DDHH. Aminetu, "una mujer más fuerte que un estado" como la define el periodista de El Pais Ignacio Cembrero, sigue ocupando un destacado espacio en los medios muchos países del mundo. La activista saharaui también sufre el acoso de las autoridades marroquíes de ocupación. En el día de hoy la policía marroquí intentó impedir el acceso del doctor Guzmán-Pérez a la casa de Aminetu, finalmente ella intervino para que el médico pudiera visitarla, según cuenta en su crónica el periodista de ABC Luis de Vega. Finalmente se ha sabido que Marruecos pidió a Francia y a España que admitieran su jurisdicción en el Sahara, algo que hicieron ambos países en sendos comunicados y que Marruecos no ha tardado en aprovechar.

Destamos además la intervención del activista El Mami Amar Salem en la universidad de Jaen y las más de 200 entradas dedicadas en Poemario al caso de Aminetu Haidar. Podéis visitar diferentes artículos de opinión, las noticias relacionadas con el apoyo de los países latinoamericanos a Aminetu y otros activistas saharauis, o las entrevistas realizadas en estos treinta días a la activista y su grupo de apoyo.

viernes, 18 de diciembre de 2009

La activista saharaui consigue tras 32 días en huelga de hambre ser devuelta a El Aaiún

Haidar regresa

La saharaui Aminetu Haidar está ya de regreso a su casa en El Aaiún. Era la única salida aceptable para una crisis que tuvo como origen una decisión inicua del Gobierno marroquí y una colaboración del español sobre la que aún siguen pesando algunas sombras. Tras más de un mes en huelga de hambre, la vida de Haidar empezaba a correr serio peligro y es por ello un alivio que este episodio, que ha mostrado la debilidad de las bases de las relaciones entre España y Marruecos, no haya terminado en tragedia. Pero el simple hecho de haber logrado un desenlace sin consecuencias irreversibles para la vida de una persona, aunque con posibles secuelas para su salud, no significa que, desde el punto de vista político y diplomático, las cosas vayan a continuar como si nada hubiera sucedido.

Marruecos ha deteriorado gravemente la credibilidad de su propuesta de autonomía para el Sáhara. Con el trato dispensado a Haidar, a quien ha aplicado un castigo brutal y sin proporción alguna con la acción inicial de la activista, además de adoptado sin intervención judicial y contraviniendo los derechos humanos, ha dejado patente que la represión sigue formando parte de los métodos para tratar a los saharauis. Y ha vuelto a situar la cuestión del Sáhara en la agenda internacional, donde languidecía después de fracasar los intentos de solución llevados a cabo por algunos de los más comprometidos enviados internacionales, como James Baker.


Los puntos de vista de Marruecos sobre el Sáhara salen en peor posición después del injustificable atropello cometido con Haidar, y tardará tiempo en lograr, si es que lo logra, reconstruir una mínima compresión internacional.




Pero tampoco la diplomacia española, en particular el ministro Moratinos, sale indemne del trance. En la esfera internacional, España se ha visto forzada una vez más a involucrar a algunos de sus principales socios y aliados en la solución de un contencioso con Marruecos, mostrando su incapacidad para gestionar por sus propios medios y con solvencia la estabilidad de una región crucial como es el Magreb. Las dudas sobre el papel del Gobierno español en el origen de la crisis no hacen sino reforzar la creciente convicción internacional de que los asuntos entre España y Marruecos deben ser tratados como bilaterales, con lo que nuestro país corre el riesgo de ser progresivamente percibido, no como parte de la solución, sino del problema.

A lo largo de un mes, el ministro Moratinos ocultó un dato trascendental: que fue informado por su colega marroquí de la deportación de Haidar. Al reconocerlo ahora, deja en evidencia las declaraciones del presidente del Gobierno, la vicepresidenta primera y el ministro del Interior. Si con la información de la que disponía, el ministro de Asuntos Exteriores no hizo nada, entonces provocó por omisión el contencioso; si lo hizo, convirtió a España en cómplice del atropello.

AMINATU HAIDAR YA ESTA EN SU CASA EN LAIUN SAHARA OCCIDENTAL

Aminetu Haidar ya está CAMINO DE EL AAIUN. Las declaraciones de Francia no nos dejan sitio para el optimismo ni para dejar la lucha. Debemos aprovechar este enorme movimiento de solidaridad que se ha creado para seguir defendiendo el respeto a los derechos humanos en el Sahara Occidental y el respeto a la Justicia y la Legalidad Internacional. La humanidad se juega todo en ello.

No dejemos de mirar hacia Aminetu y continuemos con la petición de libertad para los 7 activistas saharauis detenidos en la cárcel de Sale (Marruecos) y de todos los presos políticos saharauis. Esto no ha hecho más que empezar. Y es el principio de la "inminente derrota del horror y sus perros guardianes". Que no duden los amigos de torturadores que seguiremos desenmascarándoles.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

MANIFESTACION EN MADRID APOYO AMINATU HAIDAR

Apoyo a ala activista saharaui Aminatu Haidar y a los presos políticos saharauis.

Quien pueda ir a la manifestación de Madrid el viernes desde barcelona que no los pueda comunicar para poder reservarlo una plaza.

imeil:lagrimasaharaui@gmail.com

lunes, 14 de diciembre de 2009

No hay decisión de la Justicia sobre el caso de Aminetu Haidar


Un Auto dictado hace una semana y pendiente de recurso sólo rechaza medidas cautelares
El Auto dictado el pasado 4 de Diciembre por la jueza María del Carmen Monte Blanco no se pronuncia sobre la ilegalidad de la entrada en España de Aminetu Haidar ni sobre ningún otro aspecto del recurso presentado por su equipo de abogados, continuando pendiente la tramitación del mismo y de la demanda interpuesta por la pacifista saharaui para la protección de sus derechos fundamentales.
El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Número 4 de Las Palmas de Gran Canaria sólo acordó denegar medias cautelares solicitadas por Aminetu Haidar pidiendo su salida inmediata de España con dirección al Sáhara Occidental, por considerar la jueza que no quedaba acreditada la prohibición de su salida del territorio español y remitiendo la resolución de dicha cuestión al juicio principal actualmente en curso. Esta decisión judicial se tomó en contra también del Ministerio Fiscal que pidió al igual que la demandante la adopción de estas medidas cautelares, oponiéndose únicamente a las mismas el abogado del Estado que insiste en la legalidad de acceder a territorio español sin pasaporte y contra la voluntad de un pasajero procedente de un tercer país no perteneciente a la Unión Europea y no firmante del Convenio de Fronteras Schengen.
La jueza había rechazado anteriormente medidas urgentes solicitadas por el equipo jurídico de Aminetu Haidar pidiendo su salida de España hacia el Sáhara Occidental, alegado que la huelga de hambre era una decisión personal de la demandante y dependía de su propia voluntad. Tampoco consideraba una razón suficiente para aprobar dichas medidas la separación forzosa de sus hijos.

Recordamos que Aminetu Haidar llegó a El Aaiún el día 13 de Noviembre procedente de Gran Canarias en la compañía Binter, a su vez procedente de Estados Unidos tras recibir un premio de reconocimiento a su lucha por los Derechos Homanos en el Sáhara Occidental. Fue retenida e interrogada durante 24 horas por la policía marroquí y deportada el día 14 a otro destino, Lanzarote, a bordo de una aeronave de otra compañía, Canarias Aeronaútica. Fue obligada a entrar en España, según el Jefe de Frontera española,"por órdenes de su superioridad", después de permanecer hora y media en el avión declarando que había sido traída a España contra su voluntad y sin pasaporte. Posteriormente se le prohibió la salida de España indicando nuevamente el mismo Jefe de Frontera española que "seguía órdenes expresas de su superioridad". Haidar reclamó su derechos a salir de España, denunciando que se actuaba contra su voluntad, y ante la negativa respuesta por la vía de hecho de la Administración española, interpuso el domingo 15 una denuncia. Horas más tardes, sin respuesta, inició como única salida una huelga de hambre que hoy cumple su vigésimo séptimo día para reclamar su regreso a El Aaiún y el respeto a sus derechos fundamentales.


Plataforma de Apoyo a Aminetu Haidar
Aeropuerto de Lanzarote, 12 de diciembre de 2009

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger